SHANGHAI – PEKÍN – SHANGHAI

Sé que hay muchas cosas que todavía no he contado sobre Shanghai, pero aprovechando que la semana pasada fui a Pekín voy a escribir esta entrada principalmente sobre Pekín, pero a su vez comentaré ciertas cosas sobre Shanghai que todavía no he mencionado anteriormente.

El viernes pasado vino mi amigo Héctor de visita, él reside actualmente en Hong Kong trabajando como entrenador de tenis. Fue el primero que cuando se enteró de que iba a venir Shanghai me dijo que iba a venir verme, y así ha sido. La primera visita de alguien de España ha sido él, se agradece.

El viernes fui a recogerle al aeropuerto con Lauren. Decidimos ir en metro porque era más barato y habíamos visto que el metro llegaba hasta el aeropuerto. Lo que no sabíamos era que nuestro recorrido iba a durar 2 horas ni más ni menos. A la vuelta cogimos un taxi que en poco más de media hora nos dejó en la puerta de universidad. Héctor llegó viernes por la tarde-noche, así que esa noche dimos una vuelta por Shanghai, para enseñarle un poco la vida nocturna, y ya el sábado lo dedicamos un poco más a turismo, fuimos al centro financiero y a “el bund” para que viera la zona moderna de Shanghai.

El domingo seguimos haciendo turismo, fuimos a Yuyuan Garden, un sitio en el cual yo todavía no había estado, pero que merece la pena visitar. Es una zona de construcciones típicas chinas y jardines con estanques, muy bonito. Allí fuimos a una azotea a una degustación de tés. Desde allí se podía ver el centro financiero de la ciudad a la vez que las construcciones de alrededor típicamente chinas, el contraste es impresionante, y todo ello aderezado por una degustación de tés que tiene su parte de espectáculo. Algo totalmente recomendable.

Después de esto fuimos al “Fake Market” esto es algo de lo que todavía no había hablado pero que es digno de mención. En Shanghai hay 3 “Fake Markets”, yo sólo he estado en dos, uno es la zona de tiendas de una estación de metro, y el otro un centro comercial algo cutre pero en una de las principales calles de Shanghai. Ahí es donde hay que ir para comprar imitaciones. Tienen de todo, desde lo más simple como calcetines hasta lo más complicado como imitaciones de teléfonos móviles, todo esto pasando por bolsos, maletas y todo tipo de ropa. Muchos vendedores te abordan para que entres a sus tiendas, y algunos incluso saben algo de español. Cuando ves algo que te gusta empieza el juego, les preguntas cuanto cuesta y te dicen un precio desorbitado. Si no conoces el juego quizás tu propones un 30% menos del precio que ellos te han dicho pero hay que ser más hábil y decir un precio tan bajo que se indignen. Un amigo fue a comprar una maleta y al principio le pidieron 850RMB que son algo más de 100€. Al final acabó pagando 150RMB que es algo menos de 20€. Como veis no hay que dejar que nos estafen más de la cuenta, obviamente lo suyo es un negocio y tienen que ganar dinero con cada artículo que venden, pero no hay que dejar que nos engañen. Sobre todo juegan con que eres turista y no vas a volver, pero nosotros que estamos aquí viviendo se lo decimos y entonces algunos ya no te dicen un primer precio tan alto.

En fin, nuestro tiempo en Shanghai se acabó y el lunes al medio día cogimos un vuelo a Pekín. Nuestra estancia allí ha sido turística 100%. Bueno, quizás el tenis no lo contaría como turismo, pero era una gran oportunidad de ver tenis de primer nivel.

Nuestro itinerario de visitas fue el siguiente:

Lunes: Ghost Street y Estadio Olímpico

  • La Ghost Street es una calle llena de farolillos rojos donde hay muchísimos sitios para cenar comida china, es muy chulo, aunque también digo una cosa, hay que atreverse con la comida.
  • El Estadio Olímpico es bonito de visitar si te gustan las estructuras y las construcciones de ese tipo, y al final sentir un poco el espíritu olímpico de Beijing 2008.

Martes: Tempo del cielo, calle Tian’anmen y Plaza Tian’anmen.

  • El Templo del cielo es donde iban los emperadores a orar y allí ofrecían también sacrificios a Dios. Es enorme y visitarlo entero en un día es prácticamente imposible, nosotros cogimos una guía que se nos ofreció en la entrada, nos explicó lo más básico y vimos lo que había que ver.
  • La calle Tian’anmen es una calle comercial muy agradable de pasear y visitar.
  • La plaza Tian’anmen dicen que es la plaza más grande del mundo, allí se encuentra el mausoleo de Mao Tse Tung, el monumento a los caídos  y la entrada a la ciudad prohibida. La verdad es que estaba abarrotada de gente y para entrar a ella había que pasar un control de seguridad con escáner y todo.

Miércoles: El miércoles fue un día un poco especial, yo no me encontraba muy bien, y a primera hora me quedé durmiendo con Alex en la habitación, los demás fueron a visitar Hutong que es el barrio antiguo de Pekín. Más tarde fuimos a ver tenis: ATP 500 de Beijing, gracias a que Héctor conoce a varios jugadores que estaban allí compitiendo. Fue un buen día de tenis.

Jueves: Este día es digno de enmarcar, fuimos a visitar la Gran Muralla China. Cogimos un autobús de línea hasta Huairou (un pueblo cercano a la muralla), llegando el propio revisor del autobús se ofreció subirnos a la zona de la muralla que queríamos visitar: Mutianyu. Para subir a la muralla utilizamos un telesilla. Una vez arriba dimos un paseo por ella, la inclinación de algunas zonas es brutal, tanto que las escaleras parecían un muro. Llegamos “andando” hasta el final de la zona visitable, y allí como buenos españoles ignoramos la señal de prohibido el paso, aunque también hay que decir que ésta yacía sobre el suelo. Allí la muralla cambia por completo, está comida por la vegetación y cuando llegamos a la siguiente torre pudimos mirar a nuestro alrededor y ver que fuera de las zonas visitables no sólo está comida por la vegetación, sino que además está prácticamente en ruinas. Aun así es igual de espectacular, es algo que todos deberíamos visitar alguna vez en la vida. Para bajar desde la muralla hasta el parking donde nuestro conductor nos estaba esperando usamos un tobogán muy divertido que cogía bastante velocidad. Experiencia totalmente recomendable.

 

Viernes: Era nuestro último día en Pekín y yo había pasado la noche con fiebre, pero aun así sacamos fuerzas para ir a visitar la Ciudad Prohibida, ir a una obra de teatro y dar una vuelta por Hutong.

  • La Ciudad Prohibida es bastante grande, aunque en comparación con el templo del cielo es muy pequeño. Se compone por muchísimos palacios, la pena es que todos los palacios son iguales, así que una vez visto uno, vistos todos.

Como curiosidad y para dar a conocer uno de los aspectos negativos de la cultura china: cuando pasamos de un patio a otro de la Ciudad Prohibida, vimos a unos chinos pegándose, al principio yo solo podía ver a uno porque el otro estaba tapado por otra persona, pero según avanzamos descubrimos que era una pareja pelándose. Pudimos ver como el hombre le pegaba un derechazo en la cara a la mujer. Allí había muchísima gente e incluso un militar en la entrada al patio, pero nadie hizo nada, tuvimos que meternos nosotros en medio y separar al hombre de la mujer. Ayer cuando le conté esta historia a Juliana, me dijo que un compañero chino de clase le había dicho que si no te encuentras bien es mejor que no salgas a la calle solo, porque si te pasa algo nadie va a ayudarte hasta que no aparezca la policía. En fin, aspectos incomprensibles de una cultura totalmente distinta a la nuestra.

  • Hutong, el paseo nocturno en Hutong mereció la pena, esta lleno de bares donde tomar algo con bastante ambiente y allí nos aventuramos a probar los escorpiones fritos. Son muy crujientes, al final estás tomando un bicho que tiene una especie de cascara, el sabor es algo imposible de describir pero no era malo del todo.

El sábado a primera hora teníamos el vuelo a Shanghai, nada más llegar a Shanghai lo primero que hicimos fue ir a ver el Masters 1000 de Tenis, otra gran experiencia que se pudo repetir una vez más el domingo gracias Héctor.

Como conclusión, una gran semana con amigos, lo hemos pasado genial. La próxima será en Hong Kong.

Adjunto unas cuantas fotos de lo mencionado anteriormente.

Anuncios

2 Respuestas a “SHANGHAI – PEKÍN – SHANGHAI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s